sábado, 9 de febrero de 2008

Crisis laboral en vias de superación...

Reconozco que por la razón que fuese al pasar las navidades me sumí en una especie de crisis laboral que se ha ido acentuando poco a poco y que me llevó, un día cualquiera, a darle una mala contestación a mi jefe cuando el pobre no se lo merecía... todo eso me llevó a una charla sincera con él donde me disculpé por mi comportamiento ese día y por mi misma en estas últimas semanas, porque como me dijo... has cambiado...

Si, he cambiado... y la razón creo yo que hay que remontarla a las navidades, donde después de todo, después de salir del armario en septiembre y con unos 15 días de fiesta sin tener que ir a clase, recuperé de alguna manera el tiempo perdido durante años en muchos sentidos... esto hizo que la vuelta a la rutina fuera menos llevadera de lo normal teniendo en cuenta que había tenido unas fiestas excepcionales... fue en toda regla una de esas minidepresiones postvacacionales que afectaron a mis estudios y mi trabajo y que he sabido subsanar por aquí y por allá a riesgo de cagarla estrepitosamente...

A ello tenemos que unirle las tensiones de estar enfrentándome a mi nueva vida, a la manera en que me estoy acoplando poco a poco a la Tania que salió de armario y que ya no quiere vover a meterse nunca más dentro... y a la manera en que me estoy recolocando entre las mismas personas que me conocieron antes y después... quizá le doy mucha importancia al tema pero es que yo soy así de peliculera, que le vamos a hacer, de todo hago un mundo...

Hace unos días me dije a mi misma que quizá la solución fuese cambiar de trabajo y cambiar un poco esa rutina repetitiva de mis semanas de clases-curro y vuelta a empezar... me lo planteé seriamente, intenté introducir el curriculum en Infojobs (cosa que siempre me ha dado un palo tremendo, no sé porque) y ayer se lo dije a mi jefe, que es mi amigo y que me dijo, muy acertado él: y a donde vas a estar mejor que aquí?...

Por un lado tiene razón. Pasaré por alto los movimientos extraños que están habiendo últimamente en mi curro y esos cambios de horario (recomendados-obligados) que nos están haciendo a todos y que me deparan trabajar el fin de semana entero a partir de marzo... pasaré de ese tema porque me ha cabreado mucho... pero prefiero centrarme por un lado en que soy fija, que aquel lugar es como mi casa y que me muevo como Tania por su casa, que he encontrado allí a gente maravillosa que hoy por hoy puedo considerar "mi gente" (expresión que siempre me ha encantado) y que ir al trabajo ya no es solo ir y ya está, sino encontrarme con todos y hasta pasar buenísmos ratos.

Por otro lado tengo completamente coordinados los horarios de estudiar y trabajar y no se cobra nada mal en este curro. El dato definitivo que me ha ayudado a decidir que al final me quedo es que nos han subido el sueldo un poco a todos ahora a principios de año y que en marzo, y de esto no me acordaba, empezaré a cobrar "trienio" que es algo así como una subida de sueldo por llevar más de tres años en la empresa (poca cosa, 30 eurillos, pero bienvenidos sean claro está)...

Además si me quiero independizar en junio más vale que no empiece a jugar con un puesto de trabajo muy seguro, que además, me está permitiendo pagar mi cochecito... del que estoy muy orgullosa porque es la primera adquisición grande a la que estoy haciendo frente... así que he intentado adelantar mis vacaciones de invierno y lo he conseguido, de manera que a partir del día 25 de este mes tendré 18 días de desconexión donde espero depurar mis malos rollos y superar toda esta tonta crisis medioexistencial que me está sacudiendo ultimamente...

2 comentarios:

marga dijo...

qué bueno... a mí me bajaron el sueldo mal...
:-(

idgi dijo...

ooooo holidaaaaays!!! mmm q bien suena esa palabrita ehh?!!

un besito wapaa