martes, 5 de febrero de 2008

Deconstrucción

Acabo de optar por el silencio. Me he marchado de clase porque me apetecía desconectar del mundanal ruido de mis obligaciones porque sabía que en casa no habría nadie a estas horas. Estoy sola en mi cuarto, persiana bajada, una luz ténue entra a través de las rendijas, nada de música que calle a mis pensamientos... quiero deconstruirme a mi misma en el silencio de mi habitación, mi propio reino...

Está bien, ya basta, no es razonable que me esté sintiendo así... me dice mi cabeza. Y yo, después de analizar la situación he encontrado una respuesta evidente, simplemente se me han reabierto algunas heridas. Tengo una especie de sentimiento de frustración que no es real, que no se corresponde con lo que he podido pasar esta última semana con Ella y que no es justo que le achaque... estoy escuchando simple y llanamente antiguos ecos... soy el eco parcial de mi yo de hace unos años, de mi yo más absurdo y menos autosuficiente, de mi yo más privado de independencia emocional...

Mi ex fue como uno de esos harados enormes de labranza que surcan la tierra a su paso y la dejan totalmente levantada. Lo descolocó todo y yo dejé que lo hiciese con toda la libertad del mundo porque pensaba que el amor lo disculpaba absolutamente todo. Trabajosamente he tratado de devolver cada átomo de esa tierra a su sitio, cuidándome de encajar cada pieza en su espacio vital adecuado... Tras esta semana me he dado cuenta (o he tenido que aceptar) que en esa tarea se me colaron temores internos estúpidos que no se corresponden con la realidad y que me salen a la superfície por sí solos sin llamarlos. Principalmente la sensación de que puedo estropearlo todo cada diez minutos, que cualquier cosa que diga o haga puede provocar una bronca, un reproche o una buena discusión y que absolutamente todo puede ser utilizado en mi contra... creo que no hay un día de mi vida en que no me acuerde de ella y en conjunto tengo tanta mezcla de sentimientos contrarios que aun no tengo muy claro como la quiero recordar y esto es bastante triste teniendo en cuenta que ha sido con diferencia la mujer más importante de mi vida hasta la fecha...

Voy a decirlo porque el primer paso es aceptarlo: solo he tenido una relación seria en mi vida y me hizo pedazos, tantos que ni siquiera fui capaz de inventariarlos... tantos que fui tantas cosas que ni quiero recordarlas nunca más. Ni siquiera sé si al unir todos los cachitos me dejé alguno por recolocar. Ni siquiera sé si al unirlos todos de nuevo los puse todos en su lugar o se quedaron desordenados y ahora soy un algo deformado de lo que debería ser en realidad... eso no lo sabré jamás.

Solo sé que ahora soy lo que soy y no hay vuelta atrás y que el amor es complicado, mucho, horrores, y que cualquiera puede tener miedo de volver a empezar... que algunas personas lo expresan y que otras no... quizá me pasé demasiado en algunas cosas que dije esta última semana, quizá la he asustado... no lo sé... pero es verdad, hacía tiempo que no me sentía así de bien y creo que eso no es algo negativo que deba esconder... que Ella haya sido lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo tampoco es tan exagerado y tan absurdo teniendo en cuanta que durante este "mucho tiempo" (casi un milenio...) me he odiado a mi misma desde todos los ángulos posibles de mi persona y que aún, a día de hoy, no estoy acabada de regenerar.

Y al fin y al cabo, la moraleja de todo esto es: mira que somos complicadas las mujeres... cagu en tooo...

5 comentarios:

sumaysigue dijo...

Ei! que pasa? venga, que los miedos son una cosa totalmente normal, dejate llevar e intenta no pensar demasiado en lo vivido hasta ahora, porque todo puede ser muy distinto.

marga dijo...

maravilloso post, me lo guardé en de.icio.us como una perlita

se parece tanto a la historia de mi vida que me da escalofríos

suerte y adelante con la reconstrucción que se puede, aunque siempre queden cicatrices

un abrazo

kissu&padam dijo...

que no pasa nada mujeee!!! que aunque tengas miedos, inseguridades y tal, ¿quién no las tiene? El tiempo te dirá como recordar a tu ex. Yo he ido cambiando de opinión con el tiempo sobre como recuerdo a mi ex, así que quién sabe. El caso es que una cosa de esa relación si que has hehco: aprender (qué complicado es el amor jeje)

kissu

Kichiaya dijo...

El pasado nos encadena y el futuro nos tortura, no tengas miedos y vive el presente.

María dijo...

Tu post me trae recuerdos no tan pasados en mi vida... ¿Miedo? Siempre tenemos miedo... pero como le dijiste a "tu L.": lánzate, lánzate...que el amor, del bueno, lo puede todo.