martes, 18 de marzo de 2008

Personal...

Despertar de mi euforia particular y darme cuenta de que quizá ha llegado el momento de concederme un pequeño impás, un verdadero descanso emocional...

Querer buscar el centro de mi misma... el centro de todo y de nada... el centro de todas las historias... el centro de todas mis victorias y derrotas... el punto equitativo en la balanza donde los dos platos decidan respetarse por igual... el centro nada más...

Hace unos meses le decía a mi conciencia mortecina que después de alejarme definitivamente de Ella lo que quería justamente era irme al otro extremo de mi misma... a las antípodas de mi yo más parco y austero... al ser contrario de lo que había creado con aínco por y para Ella... destronar del trono Real a las viejas reglas, y al comprobarme y medirme escribir solo para mi unas nuevas... renacer de mis volátiles cenizas... ser mi propia Ave Fénix...

He viajado a las antípodas de la Tania de antes... he sido muchas cosas que no había sido en mucho tiempo... he destrozado con emoción los esquemas que me encorsetaban y me contenían como una presa de cemento... y ahora por fin, superado el reto, regreso a mi centro...

Visitados los extremos de una cuerda muy larga (lo que fui... lo que soy capaz de ser... lo que quiero ser)... medidas las distancias a conciencia, aplicadas las sentencias, asimilados los nuevos conceptos... estuve en el km 0... he viajado al km 1000... ahora voy de camino al km 500... a mi centro... por fin...

Y sé que este post puede parecer muy raro, rarísimo... pero el descontrol emocional que ha reinado mi vida en estos últimos meses ya no da más de sí... porque me he descolocado como nunca lo había hecho... porque he tenido más mujeres en la cabeza en tres meses que en toda mi vida... por todas las palabras que se han convertido en antibióticos emocionales... por todos los besos y caricias aplicadas como vendas y tiritas en cada minúscula herida... porque me encuentro por fin despojada de mis males y mis temores más rancios... porque me he curado y me he repuesto ya de Ella... porque por fin estoy más sana que nunca...
Y porque por no quedar ya no quedan ni sus cicatrices...

Porque ahora ya puedo decir que me quiero, me respeto y me apoyo... porque me he tendido una mano que me ha levantado del suelo, en esas caídas que nadie ve pero que dejan dolores internos que solo una es capaz de sentir hasta estando dormida...

Porque como me dijo A... la cuestión que subyace en el fondo de todo es volver a sentirse digna de que te puedan volver a querer... y creo que ya me encuentro en ese punto...

Por todo eso y más, Tania recoge los bártulos y regresa a su centro, explorados ya los extremos... por fin más estable, más calmada, más madura, más centrada...

6 comentarios:

Jei dijo...

pues bienvenida a tu centro wapa!!
estás donde casi todos ansian estar la mayor parte del tiempo.
felicidades por haberlo conseguido y, no lo dudes, eres digna de ser amada ;)

un besoo

xini dijo...

un gran paso!!

Tanais dijo...

Lo importante es hacer en cada momento lo que crees que es lo mejor para tí.

SoPhia dijo...

Felicidades Wapa... yo acabo de comenzar ese camino del que tu acabas de salir...

sinrespiracion dijo...

Plas plas plas, me alegro mucho. Y no dudes que alguien te pueda volver a querer nunca ¿ok?

Besos.

Anónimo dijo...

Impresionante!, te felicito
Andre bsas