viernes, 25 de abril de 2008

Coco Chanel


Ayer me regalaron un libro de fotografía del siglo XX con un montón de imágenes geniales. Me encantan sobretodo, lo cual es normal, las muchas fotografías de mujeres que salen, a cada cual más bonita... en todo caso una de las que más me gustó de todas es ésta de Coco Chanel de 1935 realizada por Man Ray y me dio por buscar un poco de información sobre esta mujer, cuya vida resulta ser de libro y que bien podría dar para una buena película... y aunque no me gusta la moda ni soy de las que siguen las últimas tendencias y mucho menos de las que las marcan el post de hoy va sobre ello aunque más especialmente sobre la figura de esta mujer y la trayectoría de su existencia... que eso, las mujeres, si que me gustan y de eso si que estoy al tanto de las últimas tendencias (jijijiji)...

Coco Chanel era una de esas personas de origen escasamante humilde, de hecho se crió en un orfanato con sus hermanos, quedando todos pronto huérfanos. Era una de esas mujeres con mucho amor propio, y supongo que un día decidió ponerse el mundo por montera y hacer con su vida lo que quería pisoteando las limitaciones que le suponían su condición femenina en un mundo dominado por hombres. Dicen que era una mujer feminista y con una grandísima personalidad. Y aunque en su vida y en su cama se cuentan por muchos los ricos y aristócratas que la mantubieron y la apoyaron económicamente, alrededor de su figura creó toda una firma de moda que a día de hoy sigue siendo de las principales protagonistas del mercado...

Empezó abriendo una tienda de sombreros y poco a poco, fue creciendo su influencia en el mundo de la moda, revolucionando el campo del diseño femenino como nunca antes se había hecho y abriendo caminos seguidos después por muchos otros. Con la Segunda Guerra mundial se vio implicada con los nazis, algunos dicen que por fidelización a la causa y otros que por interés propio para sobrevivir y no perder todo aquello por lo que había trabajado tanto... en todo caso se relacionó sentimentalmente con varios dirigentes de la Gestapo y todo aquello le marcó posteriormente de por vida y nunca se le perdonaría...

En el ocaso de su existencia, después de volver a renacer de las cenizas del caos que trajo a Europa la Segunda Guerra mundial, volvió a levantar la firma de sus diseños.. señal de la enorme fuerza de esta mujer. De hecho a los 71 años volvió a reabrir su casa de moda en París e introdujo en el mercado el perfume Chanel Número 5 que sigue vendiéndose como churros en nuestros días...

Y como en la vida real los finales nunca son felices, ni la gente come perdices, Coco Chanel murió sola en su apartamento de París el 10 de enero de 1971 a los 87 años, aquejada de horribles dolores de artrosis que intentaba apaciguar con grandes dosis diarias de morfina y con la sola compañía de una de sus criadas que fue la única que le oyó pronunciar sus últimas palabras: "así se muere"...

Una existencia sin duda novelesca... una vida impresionante y un legado el suyo que le ha sobrevivido aun después de la muerte a la que se fue, como humana que era, dejando tras de sí la estela de una mujer que ante todo y sobretodo se hizo a sí misma...

1 comentario:

Anónimo dijo...

A veces las casualidades existen... ¿Te suena de algo lunae? (puede que sí o puede que no)

Orlando