martes, 8 de abril de 2008

De safari por una chica...

Idiotez elevada al cuadrado formando una pila ascendente de cosas que no llevan a ninguna parte... y es que a veces parece que me encante abanderar mis propias tendencias repetitivas... Yo no se si lo hice por ser buena chica y que me guste, en la medida de lo posible, hacer cosas por los demás o es que lo hice porque ella me gusta y hago tímidos intentos de comprobar si tendría alguna posibilidad...

Ella es una chica de esas que te resultan simplemente encantadora. Buena chica, simpatiquísima, seria y divertida al mismo tiempo, interesante, inteligente y guapa, muy guapa. Sigo... Y hetero, muy hetero. Pero encantadoramente hetero... Además estudiamos y trabajamos juntas...

Reconozco que aquel día, hace unas semanas, iba a quedarme a ver una peli después del curro. Había sacado 2 entradas porque A iba a venir a verla conmigo y luego, esperaríamos a L y nos iríamos por ahí. Pero el plan se canceló y yo me quedé con 2 entradas en la mano, pocas ganas de irme a casa tan pronto y la opción caída del cielo, pero al fin y al cabo opción, de invitarla al cine a ella. La invité y aceptó.

Admito también que a veces alguna persona me ha pedido algún póster promocional de esos que colgamos en el cine anunciando los próximos estrenos y a mi se me ha olvidado ir a buscarlo o no me he acordado de tener ganas de hacerlo... pero es que ayer ella se acercó con su carita encantadora y me cogió por encima del hombro, acercó su mejilla a la mía y cariñosamente me abrazó y me preguntó si le podría conseguir dos pósters que le gustaban mucho... y os aseguro que en ese momento, teniendo su cara a escasos milímetros de la mía, me fue imposible decirle que no.

Y 10 minutos después la Tania estaba en el cuarto de los trastos acumulados y olvidados, el que hay al lado de la sala 2 y que algún que otro compañer@ cuando entra exclama: joder, ni sabía que existía este cuarto!... no tiene el suelo ni embaldosado sino más bien lleno de polvo y arenilla y alguna trampa de ratas por aquí y por allá... y el puñetero interruptor que por alguna razón está lejos de la puerta cuando la habitación no tiene ni ventanas, los armatostes acumulados y yo medio trepando por las butacas rotas pero guardadas, alumbrándome con el móvil para poder encender la luz que no encontraba que enciende la típica bombilla triste y solitaria pendiendo desde el techo solo por un cable fino!... y por allí entre más que algún bicho en el que no quise ni pensar, mientras estaba sumergida en una caja grande llena de pósters acumulados, sacándolos en plan desorden total, tirándolos por aquí y por allá con fastidio cada vez que comprobaba que la pila de pósters disminuía y yo no encontraba ninguno de los dos que a ella le gustaban...

Minutos después había encontrado uno de ellos. El otro aún lo pienso seguir buscando en próximas ediciones de idiotismo propio de mi misma, que siempre reaparece sin tener que llamarlo expresamente (es que soy una mujer de costumbres)... A mi lado y desparramados por el suelo todos los pósters que no me interesaban y yo triunfante guardando el póster en cuestión en un rulo de esos de cartón duro para que no se arrugase ni un pelo...

Y a la mañana siguiente la Tania que se presenta con el rulo delante de ella a través de la ventana de la cafetería... ella mira con esos ojos verdes de buena persona que tiene y sonríe ampliamente porque sabe que le traigo un regalito... y tiene una sonrisa taaaan bonita... y la Tania a través del cristal enseña triunfante el rulo como si fuese un trofeo y después entra en la cafetería y le otorga el premio y la chica se acerca, le abraza y le da las gracias y un beso en la mejilla...

Y la Tania sale de nuevo a reunirse con el resto de gente de clase a las mesas de fuera, sintiéndose un poco idiota porque no sabe muy bien porque lo ha hecho, si ha sido porque ella le gusta y le resulta encantadora o porque le gusta hacer cosas por los demás cuando está en su mano... y con un poco de suerte hasta sea una mezcla de las dos cosas quizá y no solo un intento de coqueteo frustrado (se dice Tania a sí misma mientras se acaba el segundo café con leche de la mañana)...

6 comentarios:

SumaySigue dijo...

Ole Tania! Asi se hace, estas cosas son las que gustan a la gente. A mi me encanta tener detalles de este tipo. Seguro que se puso muy y muy contenta...paciencia, y sigue asi, no estaría mal que encontrases el otro poster...jajaj aunque tengas que comprarlo...jeje

Jei dijo...

anda, anda, no nos vendas la moto. A tí esa chica te gusta, pq quizás lo hicieras por cualquiera, pero dudo que con tanta celeridad y tanta ilusión ;)

un beso pequeña Tania.

pd: hasta lo de los ojos verdes, pensé que me describías a mí jajajaja

Tanais dijo...

Ay Tania, si no te conociera como te conozco pensaría que lo has hecho xq le chica te gusta...
pero sé que si esa chica hubiese sido feuca lo hubieras hecho igual.

queliada dijo...

Jejeje, di que sí que lo hiciste por una mezcla de las dos cosas, hacer un favor a una persona y ademas que esa persona sea tan agradable que no te cuesta hacerlo. Seguro q yo hubiera hecho lo mismo..e igual que tú hubiera pensado en la razón de fondo por la cual lo estaba haciendo, pero bueno te lo hubiera pedido cualquier otro amigo y lo hubieras hecho de la misma manera. :)

PedoTotal dijo...

Habría que haberte visto poniéndole ojitos mientras le dabas el póster...jajajjaja

recaida dijo...

donde tengo que ir a recoger los poster? no tengo los ojos verdes pero si me consigues uno de pilar miro me compro lentillas...
Bueno, nos creeremos que eres buena persona ...