miércoles, 7 de abril de 2010

Calendario..

Casi un año va a hacer que a lo tonto a lo tonto empezamos a vivir juntas.. atrás quedó el año anterior de idas y venidas.. de nos vemos una vez al mes y mientras tanto me olvido de la forma de tu cara y de tu cuerpo.. pero no de tu voz, porque viviamos constantemente colgadas al teléfono móvil..


Dicen que todo pasa y es cierto.. anteriormente vivíamos los meses como un algo muy lentito, donde nos sentiamos en una especie de bucle que no acababa nunca.. y todo ese descontrol que parecía no tener fin se dejó caer poco a poco en el principio de una convivencia que por fin llegó y que afrontamos con michísima ilusión.. que empezó y creció poco a poco y día a día.. si, es poco, un añito.. pero menudo añito..


Creo que es posible crecer más en un año que en diez.. o quizá es que de pronto a veces todo cuadra, y lo que antes parecía descolocado empieza a encontrar su sitio.. es entonces cuando los huecos en los que tropezabas y torcías el pie empiezan a ser rellenados.. y cuando pasas por encima de ellos ya no pierdes el equilibrio ni vuelves a caer..


No sé en qué punto uno puede considerar que ha encontrado a esa persona que parece ser la indicada.. quizá tienen que pasar muchos años para averiguarlo o quien sabe, quizá no hace falta que pase el tiempo para saberlo.. en todo caso, quizá la solidez de lo segundo determina la realidad de lo primero..


Lo que sé mientras tanto, es que conforme va pasando el tiempo poco a poco aprendes a querer a la persona que tienes al lado de muchas maneras, y no solo de la inicial, y quizá es eso lo bonito de empezar una historia y continuarla poco a poco y construirla con ideas, esperanzas o cosas.. que aprendes a querer a la persona que tienes al lado a través de cada cosa, como una argamasa que refuerza los ladrillos de esa construcción..