miércoles, 15 de septiembre de 2010

De madrugada..

En la soledad de mi habitación, de madrugada cuando no se oye ya nada o más bien poco, donde el zumbido de mi ordenador funcionando sobresale por encima de mi respiración, separada en este momento a más de 1000 km de ti, otra vez, aunque solo por poco tiempo, pienso y me doy cuenta de la suerte tan inmensa que tuvimos de encontrarnos..

Si, es posible, quizá sin internet no nos hubiéramos conocido jamás, pero para que pensarlo, internet es solo un avance más, un puente que me permitió llegar hasta ti casi en la otra punta de España.. que si, que tu me encontraste.. per yo fui a buscarte..

Te echo de menos.. me cuesta dormir.. y aquí estoy de madrugada esperando que me venza el sueño para acostarme y simplemente dormir sin pensar, porque echo de menos tu cuerpo, tu presencia y tu repiración.. y así parece que me falte algo.. como cuando tienes la sensación de que te has olvidado algo importante al salir de viaje..

También echo de menos a nuestra pequeña cachorrita, trasteando y corriendo y saltando.. me encanta esa energía que tiene y lo limpio del centro de su mirada (nunca nadie me había mirado así).. formando cada día la tercera de esta pequeña gran familia de tres que tanto me llena desde que se formó..

Te amo, y cada vez que nos separamos unos días vuelvo a averiguarlo.. igual que uno se da cuenta de que para el frio lo mejor es un buen abrigo.. asímismo me doy cuenta de que para mi lo mejor eres tu.. simplemente tu.. la cercanía de ti.. la compañía y el amor que me regalas cada día.. como no podría echar todo eso de menos.. te siento hasta en la distancia como un continuo cosquilleo entre mis huesos..

Un secreto: hoy pensé que aun quedaban tres días para verte y me pareció una eternidad pero hice esfuerzos para no pensar en ello demasiado..

Otro más: has hecho que todo lo que hubiese antes de ti fuese ridículo, un espantajo, un chiste deformado y mal sonante.. fuiste viento fresco en una habitación cerrada.. el sol entrando a raudales a la vez por todas las ventanas..

El último secreto: gracias por dejarme espacio para crecer y ser yo, respetando hasta el más pequeño pelo de mis pestañas.. me siento más mujer y más sensata que nunca y al mismo tiempo siempre un poco niña.. es lo que siempre quise ser.. te amaré siempre por ello y te respetaré siempre con auténtica franqueza.. solo podré pagarte siempre con la misma moneda.. sin trampas ni cartón..

"Menos mal que está tu puerto, tu puerto para descansar
menso mal que tu me salvas si me toca naufragar,
menos mal que me besabas para luego yo entregarme.
menos mal que estás en mi, menos mal que me encontraste".

2 comentarios:

dintel dijo...

El segundo secreto, espero que sea poético.

La_GarraPata dijo...

guuuuuuuuuuala!!!!