miércoles, 17 de noviembre de 2010

La tercera navidad

Siempre es cierto eso que dicen de que el tiempo pasa volando.. hace poco ella me dijo: cariño, ésta será la segunda navidad que pasamos juntas.. y yo le dije nooo, será la tercera, o es que te has olvidado de la primera que pasamos en Barcelona??

Compré 100 luces blancas de navidad y las colgué en el techo de la habitación junto con estrellas porque quería regalarle un cielo estrellado para navidad.. las agujetas en el culo y en el cuello me duraron unos cuantos días.. pero pasé la navidad más romántica que había tenido jamás..

Desde que tenemos a la perrita y la paseo, mientras ella olisquea todo lo que puede y más, yo le doy vueltas al pensamiento, así que es un verdadero momento para encontrarme conmigo misma..

A veces pienso que todas las cosas que viví anteriormente me llevaban secretamente hacia ella..

Desde mis triunfos hasta las peores de mis derrotas porque ahora soy justamente lo que siempre quise ser pero no pude... o nunca supe.. pero es que a una nunca le enseñan a romper con todo y construirse un mundo nuevo a su medida.. ahora sé que me siento más mujer que nunca a su lado y eso vale más que todo junto... más capaz de batallar. Sin tapujos, sin dudas, sin remordimientos, sin pecado concebido..

Sé que estoy plenamente orgullosa de ella, de la mujer que tengo a mi lado, a la que más he amado nunca. La veo luchar cada día con uñas y dientes.. es fuerte, como a mi me gustan las mujeres... y aunque ella se empeñe en decirme que es muy cobardica, yo solo puedo ver en ella lo valiente que realmente es. Me doy cuenta de que ella es todo lo que quise encontrar anteriormente y más.. y por eso no puedo dejar de sentirme orgullosa por lo que somos..

La amo en el ayer y en el mañana, pero sobre todo la amo cada día. Cada vez que hablamos, cada vez que reimos, cada vez que nos gritamos.. a través de cada mirada que me dirige.. enredada entre sus brazos y sus manos.. cada vez que entra por la puerta de casa y yo la espero dentro.. cada vez que yo entro y ya la encuentro dentro.. cada sábado que paseamos juntas a la perrita por la playa.. cada vez que hacemos la compra decidiendo que compramos.. cada vez que nos quejamos de la factura de la luz y ella decide que nos tangan.. cada vez que hacemos la comida juntas.. cada noche que caemos rendidas después de algún duro día.. cada vez que acerco mi nariz a su cuello después de la ducha y huele a limpita.. cada vez que entre susurros me enreda.. cada vez..

2 comentarios:

dintel dijo...

Se acerca la Navidad y ya estás pastelosa... ;)

tania dijo...

oooo yesssssssssssss...